N° 156 Me entristeces mucho, cuando no Me recibes en la Santa Comunión

En el número 156 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Una vez deseaba mucho acercarme a la Santa Comunión, pero tenia cierta duda y no me acerqué. Sufrí terriblemente a causa de ello. Me parecía que el corazón se me reventaría del dolor. Cuando me dedique a mis tareas, con el corazón lleno de amargura, de […]

Leer más

N° 1576 Entre Yo y tu hay un abismo sin fondo que separa al Creador de la criatura

En el número 1576 del Diario de Sor Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: ” Has de saber, hija Mía, que entre Yo y tú hay un abismo sin fondo, que separa al Creador de la criatura, pero Mi misericordia nivela este abismo. Te elevo hacia Mi, no por necesitarte, sino únicamente por misericordia te ofrezco la gracia de la […]

Leer más

N° 810 La Coronilla, bálsamo de los agonizantes

En el número 810 del Diario de Santa Faustina escribe lo siguiente: “Al día siguiente, pasado ya el mediodía, cuando entré en la sala vi a una persona agonizante y supe que la agonía había empezado en la noche. Después de haberlo verificado, supe que había sido cuando se me pidió rezar. De repente oí en el alma la voz: Reza la Coronilla […]

Leer más

N° 965 Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre

En el número 965 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Las almas mueren a pesar de Mi amaga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir la Fiesta de Mi misericordia. Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre. Secretaria de Mi misericordia, escribe, habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque […]

Leer más

N° 1396 Que los pecadores no tengan miedo de acercarse a Mi

En el número 1396 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Oh, si los pecadores conocieran Mi misericordia, no perecería un número tan grande de ellos. Diles a las almas pecadoras que no tengan miedo de acercarse a Mí, habla de Mí gran Misericordia“. En innumerables escritos del Diario de Santa Faustina, Jesús le reclama las Gracias […]

Leer más