N° 1194 Solo la Oración puede iluminar a las personas afin a las habladurías

En el número 1194 del Diario, Santa Faustina nos dice lo siguiente: “Hoy Jesús me explicó sobre cómo relacionarme con una de las hermanas que me había preguntado por muchas cosas espirituales en las cuales tenia dudas. Pero, en realidad, no era esto lo que le interesaba sino que quería averiguar mi opinión sobre esta cuestión, para tener algo para comentar sobre mi a otras […]

Leer más

N° 369 Una hora de meditación de Mi dolorosa Pasión tiene mayor merito

En el número 369 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Antes de los ejercicios espirituales de ocho días fui a mi director espiritual y le pedí algunas mortificaciones para el tiempo de los ejercicios, pero no obtuve el permiso para todo lo que había pedido, sino solamente para algunas cosas. Recibí el permiso para una hora […]

Leer más

N° 490 Mi Ángel Custodio junto a mí, que rezaba contemplando a Dios

En el número 490 del Diario, Santa Faustina nos dice lo siguiente: “A la mañana siguiente vi. al Ángel Custodio que me acompañó en el viaje hasta Varsovia. Cuando entramos al convento desapareció. Cuando pasábamos junto a una pequeña capillita para saludar a las Superioras, en un momento me envolvió la presencia de Dios y el Señor me llenó del […]

Leer más

N° 1120 Pero siento que tampoco Dios puede ser feliz sin mi

En el número 1120 del Diario, Santa Faustina nos dice lo siguiente: “Al salir del jardín veo cómo todo respira la alegría de la primavera. Los arboles en flor emanan un perfume embriagante; todo pulsa de alegría y los pajaritos, cantando y gorjeando, adoran a Dios y me dicen: Alégrate y goza, Sor Faustina, y mi alma está en las […]

Leer más

N° 625 Deben unirse continuamente a Dios

En el número 625 del Diario de Santa Faustina, Nuestra Señora nos dice lo siguiente: “Por la noche, mientras rezaba, la Virgen me dijo: Su vida debe ser similar a la mía, silenciosa y escondida; deben unirse continuamente a Dios, rogar por la humanidad y preparar al mundo para la segunda venida de Dios.” El deseo de santidad muchas veces […]

Leer más

N° 780 Que lastima me dan los hombres que no creen en la vida eterna

En el número 780 del Diario de Santa Faustina ella nos dice lo siguiente: “Oh Dios mío, que lastima me dan los hombres que no creen en la vida eterna; cuánto ruego por ellos para que los envuelva el rayo de la misericordia y para que Dios los abrace a su seno paterno. Oh amor, oh rey.” Aunque al leer […]

Leer más

N° 418 Una multitud de demonios que me amenazaron con terribles tormentos

En el número 418 del Diario de Sor Faustina, ella nos cuenta lo siguiente: “Terminada la homilía, no esperé el final del oficio, por que tenia prisa para volver a casa. Al dar yo algunos pasos, me cerraron el camino toda una multitud de demonios que me amenazaron con terribles tormentos, y se dejaron oír las voces: Nos has quitado […]

Leer más

Las meditaciones ahora en idioma Ingles

Queridos hermanos en Jesús queremos presentarles a todos ustedes un proyecto que gracias a Jesús Divina Misericordia y a  tres hermanas que están ayudándonos a traducir al idioma Ingles, está naciendo. Hace ya unos días hicimos un llamado a hermanos y hermanas que pudieran ayudarnos a traducir especialmente las meditaciones que publicamos en esta página sobre los escritos de Santa […]

Leer más

N° 1485: Diálogo de Jesús con el Alma Pecadora parte 1 de 4

Nota: Entregamos este número del Diario de Sor Faustina en 4 partes para poder meditarlos mejor y comprender mas profundamente el Mensaje de Jesús. En el número 1485 del Diario de Sor Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: La Misericordia de Dios oculto en el Santísimo Sacramento; la voz del Señor que nos habla desde el trono de la misericordia: […]

Leer más

N° 1127 Satanás busca almas perezosas y ociosas

En el número 1127 del Diario Sor Faustina nos dice lo siguiente: “En cierta ocasión vi a Satanás que tenia prisa y estaba buscando a alguien entre las hermanas, pero no la encontraba. Sentí en el alma la inspiración de ordenarle en nombre de Dios que me dijera a quién buscaba entre las hermanas. Y confesó, aunque de mala gana: Busco las almas perezosas. […]

Leer más