N° 810 La Coronilla, bálsamo de los agonizantes

En el número 810 del Diario de Santa Faustina escribe lo siguiente: “Al día siguiente, pasado ya el mediodía, cuando entré en la sala vi a una persona agonizante y supe que la agonía había empezado en la noche. Después de haberlo verificado, supe que había sido cuando se me pidió rezar. De repente oí en el alma la voz: Reza la Coronilla […]

Leer más