N° 936 Estuvo agonizando tres días, recobrando el conocimiento de vez en cuando

En el número 936 del Diario, Santa Faustina nos dice lo siguiente: “Cierta alma que estaba en nuestro pabellón, estaba muriendo, sufría tremendamente, estuvo agonizando tres días, recobrando el conocimiento de vez en cuando. Todos en la sala rogaban por ella. Yo también deseaba ir, pero la Madre Superiora me había prohibido visitar a los agonizantes, por eso rogaba por […]

Leer más