N° 965 Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre

Misericordia y Eucaristia

En el número 965 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Las almas mueren a pesar de Mi amaga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir la Fiesta de Mi misericordia. Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre. Secretaria de Mi misericordia, escribe, habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque está cercano el día terrible, el día de Mi justicia“.

Jesús no es amenazante, sino que mas bien está alertándonos de lo que puede suceder si no escuchamos Su Palabra, dada primero en el Evangelio y luego confirmada en el Diario de Sor Faustina.

Jesús nos dice que a pesar de Su amarga Pasión las almas siguen muriendo, porque mueren en pecado mortal, lo cual los separa al morir, definitivamente y eternamente de Dios.

La gente va por el mundo sin querer oír, Jesús sigue a través de los tiempos llamando al hombre a un encuentro personal con El.

Jesús nos da claramente el panorama de que el día terrible, esta por venir, que esta muy cerca, quizás mucho mas de lo que nosotros podemos imaginar, San Juan Pablo II, cuando aprobó los escritos de Santa Faustina dijo: “La Divina Misericordia es para el final, del final de los últimos tiempos, para este tiempo”.

Estamos viviendo el final de este tiempo de gracia dado por Dios al hombre, si no nos apresuramos a adorar y recibir la misericordia de Dios, quizás pronto sea demasiado tarde si nos seguimos tardando.

Jesús expone “ese día terrible” porque para quien no este viviendo en Gracia de Dios, ese día es el de la Justicia Divina y si no estamos aferrados a Su misericordia, tendremos que recibir la justicia de Dios merecida por nuestros pecados.

Imaginemos por un momento la tristeza mortal que nuevamente revive el Corazón de Jesús, por nuestra ingratitud que no escucha Su llamado.

Deberíamos detenernos y meditar mucho esto que Jesús nos dice, para comprender que nuestra conversión es inminente, no podemos postergar mas nuestro cambio, porque el mayor deseo de Jesús es que no vivamos eternamente separados de El.

¿Será acaso que este mundo esta viviendo tan apresurado que no tiene tiempo para Dios y mucho menos para pensar en la salvación a la cuál Jesús nos llama?.

En este Año Jubilar estamos viviendo diariamente la Fiesta de la Misericordia de Dios, el Papa Francisco a promulgado este Jubileo especial para que todos los que deseen puedan alcanzar las Gracias de la Divina Misericordia y alcanzar esta tabla de salvación que Jesús nos propone hoy.

Estaría muy bien que pudiéramos realizar un completo examen de conciencia para limpiar profundamente nuestra alma de todo pecado por medio de una excelente confesión, y refugiados en el Sacramento de la Penitencia ganarnos nuestra salvación eterna.

Te invito a rezar la Coronilla de la Divina Misericordia para pedirle a Jesús la gracia de nuestra santificación, que tomemos conciencia de que somos nosotros los que elegimos ganarnos la eternidad con Cristo o sin El.

Dios te bendiga!!

Javier Ils

Déjanos tus comentarios aquí debajo, gracias.

2 comentarios

  • Admin1966

    Cuenta con nuestra compañía espiritual de las oraciones.
    Dios contigo
    Javier

  • Armando Sanchez chirinos

    Amén amén soy un católico que recién vive este hermoso evangelio pero de mi santa iglesia
    Comenzaré a formar una comunidad para rezar mi santo rosario
    Mi divina misericordia
    Ayudenme con sus oraciones y rezos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.