«

»

Sep 15 2016

N° 1572 En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero

jesus-en-la-cruz

En el número 1572 del Diario de Sor Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Te recuerdo, hija Mía, que cuántas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma. En esa hora puedes obtener todo lo que pides para ti y para los demás. En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia. Hija Mía, en esa hora procura rezar el Vía Crucis, en cuanto te lo permitan los deberes; y si no puedes rezar el Vía Crucis, por lo menos entra un momento en la capilla y adora en el Santísimo Sacramento a Mi Corazón que está lleno de misericordia. Y si no puedes entrar en la capilla, sumérgete en oración allí donde estés, aunque sea por un brevísimo instante. Exijo el culto a Mi misericordia de cada criatura, pero primero de ti, ya que a ti te he dado a conocer este misterio de modo más profundo.”


 

Queridos hermanos en Jesús, como podemos ver en este escrito de Santa Faustina, ella revela las palabras exactas que nos deja el mismo Jesús, para que todos procuremos complacerle.

No es una hora cualquiera, es exactamente a la misma hora en que exhala en la cruz Su último aliento de vida antes de entregar Su Espíritu al Padre Eterno.

No es tampoco un horario al azar el que propone Jesús, ya que es en ese horario ni antes ni después en que las puertas de la misericordia se abren de par en par para todo el mundo.

En la realidad este es el horario elegido por Jesús, cambiarlo sería, como siempre, acomodar todo a nuestro gusto, ya que por medio de la oración lo que buscamos es complacer al Señor, ya que normalmente no lo hacemos.

Como podemos apreciar Jesús nos pide sumergirnos totalmente en Su Misericordia, Adorándola y Glorificándola para que esta sea extendida por nuestra intercesión a todas las almas de todo el mundo.

Jesús sabe que la Justicia de Dios acabaría con cada uno de nosotros, por ello dice la Misericordia triunfa sobre la Justicia, Él busca para nosotros ser mas un Dios de amor que de Justicia.

Jesús pide que para ahondar en este momento de oración se rece el Santo Vía Crucis ya que en el se exalta el alto precio que pago por nosotros, en Su agonía y pasión.

No importa cuanto sea el tiempo que dediquemos a la oración a esa unión íntima con Jesús, lo importante es que sea de calidad, que el tiempo que dure, no sea interrumpido por nada ni por nadie.

Si bien Jesús no pide específicamente que se rece la Coronilla a la Divina Misericordia a las tres de la tarde, se ha acostumbrado a rezarla a las tres de la tarde dado a que esta oración esta dictada por el mismo Jesús a Sor Faustina, y en ella se reúnen las palabras necesarias para recordarle a Dios, nuestro Padre que por los méritos de la pasión de Jesús tenga misericordia de nosotros y del mundo entero.

Sin embargo las oraciones de la Coronilla fueron dadas a Sor Faustina antes de este pedido de Jesús que anota en este número 1572, y es por ello que también se ofrece la Coronilla a la Divina Misericordia en este horario, porque Jesús pide en este horario oración, es una manera de universalizar la oración entre todos los devotos.

En realidad la Coronilla puede rezarse en cualquier momento del día, para quien no pueda hacerlo a las tres de la tarde, pero si se quiere atender este especial pedido de Jesús, cuando el reloj de las tres de la tarde, en cualquier lugar en donde me encuentre al menos debo decir “Jesús en Ti Confío”.

Claro, si se tiene la disponibilidad del tiempo, puede ofrecerse normalmente y a las tres de la tarde el rezo de la Coronilla, la cuál puede ofrecerse si se desea durante todo el día o en las horas en que cada quién vaya disponiendo.

No peca quien mas reza, muy por el contrario cuanto mas se rece mas posibilidad existe de que muchas almas sean salvadas, incluyéndonos, por la eficacia de esta tan poderosa oración dictada por el mismo Jesús a Sor Faustina.

Si debemos tener presentes que Jesús no pide, sino que exige el Culto a Su Misericordia de todas las almas que hay en el mundo, y primero la exige de aquellos a quienes les ha permitido conocer los misterios, especialmente el de Su misericordia de manera mas profunda.

Si yo conozco la devoción y no la difundo no estoy cumpliendo el pedido de Jesús, y debo entender que Él me pedirá cuentas extras por no convertirme en un Apóstol con todas las letras, sabemos por Palabras de Jesús, que la tibieza se paga en alto precio.

No se trata de movernos por amenazas, sino por el contrario el alto amor que Dios nos tiene, debe movernos a ser mejores cada día, si no procedemos a cambiar, es porque no queremos, mas que por no poder, Jesús asegura que el alma que le busca le encuentra, ¿Acaso podemos discutir estas palabras de Él?.

Pidamos a Jesús nos de la sabiduría para comprender a fondo Su mensaje y llamado, te invito en este día a rezar la Coronilla a la Divina Misericordia para que por medio de ella podamos encender mas corazones en el amor a Dios. Amén.

Dios este contigo!
Javier Ils

Déjanos tus comentarios en el formulario al pie de esta página. Muchas gracias!

 

2 comentarios

  1. MÓNICA

    GRACIAS!! ASÍ SEA. SUS PALABRAS REFUERZAN MI DEBER COMO APÓSTOL.
    JESÚS EN TI CONFÍO

  2. maria estela luna polo

    SEÑOR MIO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>