«

»

Sep 08 2016

N° 1556 Dios entre las almas elegidas tiene algunas especialmente elegidas

dios-y-las-almas-elegidas

En el número 1556 del Diario, Santa Faustina nos dice lo siguiente: “Cuando entré por un momento en la capilla, el Señor me explicó que entre las almas elegidas tiene algunas especialmente elegidas, que llama a una santidad elevada, a una unión excepcional con Él. Éstas son las almas seráficas de las cuales Dios exige que lo amen más que otras almas; a pesar de que todas viven en el convento, no obstante este amor mas intenso lo exige, a veces, de una sola alma. Tal alma comprende la llamada, porque Dios se la hacer conocer interiormente, pero puede seguirla o puede no seguirla; del alma depende si es fiel a las llamadas del Espíritu Santo, o si se opone al Espíritu Santo. Supe que hay un lugar en el purgatorio donde las almas satisfacen a Dios por este tipo de culpas; entre diversos tormentos, éste es el más duro. El alma marcada por Dios de modo especial se distinguirá de entre otras almas por una mayor gloria, por el resplandor y por un mas profundo conocimiento de Dios; en el purgatorio, por un sufrimiento mas profundo, porque conoce mas a fondo y anhela mas violentamente a Dios; en el infierno, sufrirá mas que otras almas, porque sabe mas profundamente a quien ha perdido; este sello del amor exclusivo de Dios no se borra en ella.”

 


Como podemos darnos cuenta por el escrito de Sor Faustina, Dios tiene almas especialmente por Él elegidas de entre todas las almas, para que precisamente muestren un mayor amor hacia Él, son testimonio pleno, sin lugar a duda ante las demás almas, desde las cuales Dios mismo se refleja a todos.

Dios se une de una manera mas estrecha a estas almas elegidas, permite que le conozcan mas íntimamente, de una manera especial, en mayor plenitud.

Todo esto es para que estas almas puedan transmitir a las demás mayor precisión de como es Dios y cuanto amor tiene para con nosotros.

Dios no tiene un prototipo de almas que serán las elegidas entre todas las almas, puede ser cualquiera en la que Él pose su vista y Su voluntad, ya que estas almas no harán su propia voluntad sino la de Dios en todo momento.

Sin embargo Dios no quita el libre albedrío a estas almas, ellas pueden o no seguir la inspiración del Espíritu Santo, también, como nos dicen los escritos de Sor Faustina, estás almas pueden ir directo al Paraíso, al Purgatorio o incluso condenarse al mismo Infierno, si por libre albedrío equivocan el camino.

Dios no tiene ni tendrá almas esclavizadas, la esclavitud solo la da el pecado, y el señor del pecado no es otro que el mismo Satanás, por consiguiente Dios tiene almas totalmente libres que en su libertad eligen amarle por sobre todas las cosas, incluso por sobre ellas mismas.

Estas almas elegidas siempre serán sobresalientes, Dios concederá todo aquello que pidan y no sea para mal de su alma misma o de las demás, ya que Dios siempre está dispuesto a conceder infinidad de gracias, especialmente a las almas elegidas.

Estas almas también, sobresalen en el conocimiento de Dios, siempre saben aconsejar acertadamente, incluso Dios les rebela cosas o situaciones que en lo normal estarían vedadas a los ojos humanos, esto ocurre solo para que la Gloria de Dios siempre sea puesta de manifiesto.

Dios concede mucho a estas almas elegidas, sin embargo también pide ser amado y especialmente por todas aquellas almas que no lo aman, que no lo reconocen como Padre y menos aún como Creador.

Dice el Evangelio, “A quien mas sepa, mas cuenta se le pedirá”, aquí la Palabra de Dios es donde correctamente es aplicada ya que a tal conocimiento la cuenta a saldar si no se le corresponde a Dios en justa medida, será mucho mas grande.

Por ello la Iglesia toda, debe rezar diariamente por estas almas elegidas por Dios, para que ellas sean fiel a Dios en toda la voluntad de Él, el no hacernos partícipes con la oración por estas almas también nos deja en deuda con Dios.

Debemos comprender que Dios es un Padre de Amor y que todo está creado en el sentido del amor, por ello Jesús vino a reafirmar por sobre todas las cosas el Amor, que todo lo puede.

Muchas veces nos dirigimos a Dios por interés y no por amor, aún así Dios nos concede, no nos damos cuenta que este interés y carencia de amor que tenemos con Él deberemos purificarlo en el Purgatorio, si analizas por un instante te darás cuenta de cuantas veces al día se nombra vanamente a Dios sin una chispa siquiera de amor.

Estas almas elegidas por Dios, no necesariamente son sacerdotes o religiosas/os, son almas simples y comunes que conviven con nosotros en el día a día, pero que ante los ojos de Dios, son consideradas por Él especiales, porque el conocimiento que Dios da a estas almas de Él mismo es impresionante.

Así podemos ver a algunas de los millones de almas elegidas por Dios que han estado a lo largo de toda la historia, Abraham, Isaac, Jacob, José, Daniel, Isaías, María, Madre de Jesús, Juan, San Francisco de Asís, el Padre Pío, San Juan Pablo II, Santa Faustina, por tan solo nombrar algunos y sobre todo de nuestros tiempos para darnos cuenta de los logros que han conseguido de manos de Dios y el reflejo de Dios en ellos.

También hay cientos de almas elegidas anónimas cuyos nombres solo Dios conoce, sin embargo estas almas jamás incurrirán en prácticas contrarias a las Enseñanzas de Jesús y la Doctrina de la Iglesia, ya que si así lo hicieran habrían elegido el camino equivocado.

Santa Faustina es muy clara en este escrito no deja lugar a dudas de que el signo de amor que Dios pone en estas almas jamás será borrado aunque dieran a parar al mismo Infierno por su libre albedrío, por el contrario sufrirían mayores tormentos por el conocimiento que se tiene y por saber a quien han perdido definitivamente.

Te invito a rezar en este día la Coronilla a la Divina Misericordia pidiéndole a Jesús por todas estas almas elegidas para que el amor de Dios se ponga siempre de manifiesto en ellas y jamás equivoquen su camino. Amén.

Dios este contigo!
Javier Ils

Déjanos tus comentarios en el formulario al pie de esta página. Muchas gracias!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>