«

»

Ago 23 2016

N° 1485: Diálogo de Jesús con el Alma Pecadora parte 2 de 4

Jesus y el alma pecadora 2

Nota: Entregamos este número del Diario de Sor Faustina en 4 partes para poder meditarlos mejor y comprender mas profundamente el Mensaje de Jesús.

– El alma: Señor, conozco Tu santidad y tengo miedo de Ti.

– Jesús: ¿Por qué tienes miedo, hija Mía, del Dios de la Misericordia? Mi santidad  no Me impide ser misericordioso contigo. Mira, alma, por ti he instituido el trono de la misericordia en la tierra y este trono es el tabernáculo y de este trono de la misericordia deseo bajar a tu corazón. Mira, no Me he rodeado ni de séquito ni de guardias, tienes el acceso a Mi en cualquier momento, a cualquier hora del día deseo hablar contigo y deseo concederte gracias.

En este segundo fragmento del número 1485 del Diario de Santa Faustina, podemos ver que el alma se sincera de Jesús, diciendo que siente miedo de Él y que conoce la Santidad de Jesús a lo que Jesús le pregunta, que porque tiene miedo de Él, del Dios de la Misericordia.

Así es toda alma pecadora siente la Santidad de Su Dios, y cree que por esa gran Santidad que no logra comprender, Jesús pueda estar enojado.

A lo largo de nuestras vidas se nos ha mal inculcado a un “Dios castigador” que toda alma se ha hecho a la idea de que es así, estas malas enseñanzas que se dieron por un desconocimiento de Dios, se arraigaron en el alma y toda alma pecadora siente que Dios castiga al pecador.

Mas sin embargo Jesús en el Evangelio nos dice, “No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores”, (Lucas 5, 27-32) Jesús no ha venido con el fin de castigarle, sino de sacarle de esa vida de pecado y rescatarlo para la Vida Eterna.

Aquí en este diálogo Jesús le dice al alma, que Su Santidad no le impide ser Misericordioso con ella, es un Dios de Misericordia que desea comprender por qué vive esta situación esta alma, pero va mas allá decidiendo ayudarle para dejar esta vida de infelicidad rescatándole y llevándola a experimentar un nuevo camino de santidad.

Por ello, por cada alma pecadora es que Jesús ha instituido el Trono de la Misericordia aquí en la Tierra quedando en el Tabernáculo de cada Iglesia, (Sagrario), para que todo pecador pueda acercarse a beber de este caudal de misericordia que es Cristo mismo.

Tantos y tantos Sagrarios en todo el mundo donde Jesús espera en soledad, igual que en la prisión durante Su Pasión, en donde experimenta la soledad y la falta de amor de nosotros a quienes Él ama tanto.

Pecadores, aún no logramos comprender que Jesús ha quedado al alcance de nuestra mano, para que así como gota a gota nos dio Su vida derramando Su Sangre Preciosa por nosotros, hoy también nos da pero a raudales Su Misericordia.

Cerca, muy cerca de nosotros hay un Sagrario donde Jesús está esperándonos para llenarnos de Su Amor y perdón, basta que nosotros solo nos acerquemos y digamos Si, soy pecador y vengo a clamar Tu misericordia y perdón.

El no está rodeado de poderosos ni de guardias, está siempre solo esperando que nosotros nos acerquemos a El, libres, sin solicitudes de audiencias, sin protocolos complicados, un Dios cercano, un Dios de misericordia absoluta que está todo el tiempo esperando que le demos nuestro corazón para transformarlo.

Recuérdalo a partir de hoy, cada vez que pases frente a un templo, Jesús está dentro, en el Sagrario, esperándote, esperándonos, si el templo esta abierto, entra y aunque sea comparte unos momentos con Él, si el templo está cerrado, desde afuera únete espiritualmente porque una puerta no es impedimento para estar unidos a Él.

Te invito en este día a rezar la Coronilla a la Divina Misericordia, entregándole a Jesús nuestras vidas miserables, para que en Él y por Él sean transformadas y así como la higuera estéril a la que se le dio una nueva oportunidad para que dé frutos (Lucas 13, 6-9), que nosotros podamos aprovechar de la Misericordia de Dios para dar frutos y en abundancia.

Continua…

Dios esté contigo!!
Javier Ils

Déjanos tus comentarios en el formulario que esta al de esta página, muchas gracias!!

 

 

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. nancy

    Jesùs Mosericordioso, eres la fuerza que necesitamos en nuestras vidas.Amen.

  2. Lourdes parra

    Quiero conocer mas sobre las otras partes del diario de sor faustina.yo se spy pecador e igual mis hijos.

  3. Susana

    Maravillosa toda la reflexion. Muchísimas gracias, Dios los Bendiga

  4. July

    Excelente explicación, el cual nos ayuda a cambiar nuestra manera de pensar y al mismo tiempo nos invita Jesús a compartir con él todo nuestro sentir y seguir adelante en este valle de lágrimas. Gracias y Bendiciones.

  5. Maria Luisa Carrizo

    Me gustó!!! La página.Gracias por darme a conocer los Diarios de Sor Faustina !!!
    Dios les bendiga 😊

  6. Maria Luisa Carrizo

    Hermoso Gracias por compartir!!!Dios les Bendiga 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>