«

»

Ago 16 2016

N° 866 Muchas almas Me han arrojado hoy de su corazón

tristeza

En el número 866 del Diario de Sor Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Durante las vísperas oí estas palabras: Hija Mía, deseo descansar en tu corazón, ya que muchas almas Me han arrojado hoy de su corazón, he experimentado una tristeza mortal.  Traté de consolar al Señor ofreciéndole mil veces mi amor, sentí en el alma la repugnancia por el pecado.”

Estas palabras de Jesús a Santa Faustina, también hoy están dirigidas a nosotros, Jesús desea ser consolado por cada uno de nuestros corazones, especialmente porque muchos son los que callan y no hablan de Su infinita Misericordia.

El pecado es el mayor causante de las penas de Jesús, las almas están tan aferradas a el que no quieren cambiar y dejar las comodidades para unirse a Jesús.

Estamos viviendo el Año Jubilar de la Misericordia y en la mayoría de las ciudades del mundo aún no se han dado ni cuenta, ya que no hacemos sentir la presencia de un Dios lleno de Amor y Misericordia.

Nuestros actos egoístas,  nuestro afecto a la comodidad, a la incapacidad de amor y perdón, a realizar cambios necesarios en nuestras vidas, hacen que el mundo sea tierra estéril.

Dios nos ha dado una gran capacidad de amar, sin embargo no lo hacemos, nos dio la capacidad de perdonar, mas sin embargo tampoco lo hacemos, ¿Cuales serán los frutos que llevaremos al Cielo, obra de nuestras manos?.

Jesús se queja una y otra vez de que muchos lo expulsan de sus corazones, sin duda es el pecado, que al ocupar el corazón del hombre, no deja lugar para que Dios pueda ocuparlo.

Sobradamente sabemos que Dios no convive con el pecado, porque el tres veces Santo no puede ser denigrado a tal modo, aún así a sabiendas decimos amar a Dios pero en las obras procedemos de manera contraria.

Santa Faustina intenta consolar a Jesús ofreciéndole mil veces su amor y es gracias a esta gran entrega de que aún somos merecedores de la misericordia y paciencia de Dios, pero ¿No es hora de comencemos a cambiar y transformarnos nosotros también en ofrenda de amor para aquel que da todo por nosotros?

Un Dios lleno de amor y misericordia, no puede ser tratado como nosotros le tratamos, debemos hacer algo para compensar nuestra falta de amor y es solamente cambiando nuestra forma de ser como podemos compensar.

No existe otra forma, cualquier tipo de promesa que hagamos a Jesús no será cumplida si antes no se procede a una conversión, la conversión es la llave que abre el cofre de nuestro corazón para que salgan de el todas las virtudes que Dios ha sembrado y estas puedan dar fruto en abundancia.

El tiempo de misericordia es hoy, mañana puede que sea tarde, el tiempo de Justicia se aproxima y ¡Que será de nosotros cuando ese día llegue!.

Te invito a que juntos en este día recemos la Coronilla a la Divina Misericordia, pidiendo perdón a Jesús por nuestra falta de amor y compromiso, por ser causantes día a día de que Su amoroso Corazón sea maltratado por nuestros pecador.

Dios este contigo!!
Javier Ils

Déjanos tus comentarios en el formulario al pié de esta página, muchas gracias!!

 

 

1 comentario

  1. Armando

    Señor Jesus, Te pido perdon por todos los pecados del mundo en especial por los mios que tanto daño te han hecho, por el sufrimiento, la tristeza, la Soledad que te causo, muchas veces quiero consolarte por el sufrimiento que tanta maldad en el mundo te causa pero lo unico que te doy son mas mortificaciones…. Perdon mi señor perdon.

    Ayudame a corregir mi vida para vivir en ti y por ti, para ver al mundo con los ojos del Espiritu Santo y ver a los que me rodean como hermanos a todos por igual a no tener preferencia por alguno ya que todos somos igual

    Jesus en ti confio…..

    Santa Faustina Ruega por nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>