N° 156 Me entristeces mucho, cuando no Me recibes en la Santa Comunión

Comunion

En el número 156 del Diario de Santa Faustina, Jesús nos dice lo siguiente: “Una vez deseaba mucho acercarme a la Santa Comunión, pero tenia cierta duda y no me acerqué. Sufrí terriblemente a causa de ello. Me parecía que el corazón se me reventaría del dolor. Cuando me dedique a mis tareas, con el corazón lleno de amargura, de repente Jesús, se puso a mi lado y me dijo: Hija Mía, no dejes la Santa Comunión, a no ser que sepas bien de haber caído gravemente, fuera de esto no te detengan ningunas dudas en unirte a Mi en Mi misterio de amor. Tus pequeños defectos desaparecerán en Mi amor como una pajita arrojada a un gran fuego.  Debes saber que Me entristeces mucho, cuando no Me recibes en la Santa Comunión.

Jesús narra a Santa Faustina y en ella también a nosotros la tristeza que El tiene cada vez que no Le recibimos en la Santa Eucaristía, (Comunión).

Cierto es que la mayoría de los católicos vamos a Misa cada Domingo, mas una gran mayoría no recibe la Comunión por no tener sus almas preparadas, cada vez mas hermanos se alejan del Sacramento de la Confesión, sin el cuál no podemos recibir a Jesús si se está en pecado mortal.

El que cada vez menos gente comulgue nos da una clara respuesta de que una gran parte esta en pecado mortal, por ello la ausencia de recibir a Jesús.

Sin embargo Jesús nos alienta a que nos unamos a El, que no dejemos de hacerlo y para ello nos recibe con Amor y Misericordia en una buena confesión.

Es difícil entender, porque la gente no escucha el llamado de Jesús, un llamado que esta hecho desde el amor mismo de El, ya que siempre está dispuesto a perdonarnos si nos arrepentimos de corazón.

¿Como puede ser posible que seamos causa de tristeza en el Corazón Sacratísimo de Jesús?, ¿Es que no nos damos cuenta de que además de cargar con nuestros pecados incansablemente, también tenemos una consecuencia extra que es entristecer a Jesús?.

No solo hemos causado una tristeza mortal a Jesús en el Calvario, sino que esa tristeza seguimos extendiéndola hasta hoy.

Todo un Dios se anonada para llegar hasta nosotros, y nosotros no nos queremos dar por aludidos de este gran acto de Amor Divino.

¿Será que el demonio a congelado tanto nuestros corazones que estos se han vuelto insensibles al Amor de Dios?.

¿O será acaso que nos agrada tanto pecar que deliberadamente nos estamos negando la salvación sin que nada nos importe?.

Jesús desea que estemos unidos estrechamente a El, nosotros optamos por mantenernos distantes, es algo que no se puede entender y mucho menos creer.

Dios, Jesús, el Amor de los Amores viene a nosotros y nosotros no le concedemos entrada, si entendemos esto sabremos cuanta tristeza causamos a Jesús con esta sola acción.

Cuando se es presa del pecado, se pretende que todo el universo se ajuste a uno, sin embargo Dios nos llama a una conversión a un cambio profundo en nuestro ser, a dejar el pecado definitivamente ya que por medio del pecado nos negamos a la salvación eterna.

Esto puede ser fácilmente revertido con un solo Si de nuestra parte a Jesús.

Te invito a que en este día recemos juntos la Coronilla a la Divina Misericordia, para que podamos comprender este Don y Gracia tan grande que es Jesús donándose a nosotros para ser uno en nuestra alma y que nos convirtamos llevándolo a El, en sagrarios de bendiciones para todos nuestros hermanos.

Que Dios este contigo!!
Javier Ils

Déjanos tus comentarios en el formulario al pié de esta página, gracias!!

2 comentarios

  1. Divina Misericordia en ti confío.en tus divinas manos pongo a un familiar muy querido.
    que se haga Tú voluntad.Amén

    • Rosa Mireya Llanos Soler on agosto 4, 2016 at 12:46 pm

    Muchas gracia s por enviar tan hermosa reflexion que señor te bendiga Javier saludos desde Lima Peru
    Email : rlgeminis95@gmail.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.